Ferrotegui

Cercos Eléctricos

Con la finalidad de lograr una total disuasión y lograr el objetivo final que es el impedir el ingreso no deseado a la propiedad es que, se ha proyectado un sistema de Cerco Eléctrico en la propiedad.

Permite detectar a un intruso cuando está en el perímetro de su propiedad y no cuando ya se encuentra dentro de su propiedad, permite rechazar al intruso al tocar la alambrada recibiendo un shock eléctrico extremadamente desagradable que lo repelerá sin afectarlo físicamente, es una barrera física disuasiva, la visibilidad del cerco eléctrico causa en el intruso un desanimo de ingresar o invadir su propiedad.

Un intruso para poder ingresar a su propiedad necesariamente tendrá que destruir el cerco eléctrico, el sistema de monitoreo o supervisión le brindara total protección perimetral activando la sirena, luces de emergencias, hasta una alarma silenciosa para poder capturar al intruso.

Al instalar un cerco de seguridad se debe considerar la cantidad de líneas de alambre dependiendo la peligrosidad del área a proteger, normalmente en los muros separados de los techos se puede considerar 6 líneas de alambre, la primera línea de alambre deberá estirarse a 15 centímetros del muro y las otras líneas a 20 centímetros entre líneas.